Basculas en oferta

Básculas: un básico del día a día.

Actualmente la báscula se ha convertido en un elemento indispensable, ya sea para uso personal o para llevar a cabo cualquier acción en muchos oficios. El primer punto a tener en cuenta para conseguir una báscula es saber con certeza el tipo de uso que le daremos, ya que existen muchos tipos diferentes, indicadas especialmente para una cosa u otra.

A día de hoy en el mercado podemos encontrar decenas de marcas y tipos de básculas: para medir el peso y grasa corporal, para medir cantidades de elementos varios e incluso básculas industriales que incluso pueden llegar a los 3000 kilos. De ahí la importancia de saber para qué la queremos utilizar.

¿Qué es una báscula?

Es un instrumento de medida que permite pesar objetos. Generalmente tiene una plataforma donde se coloca el objeto que se quiere pesar.

Tipos de básculas

Como se ha dicho anteriormente, se diferencian los tipos de básculas según el funcionamiento o tipo de uso que vayan a tener. Hay varios tipos dependiendo de cuan mayor sea el peso que se quiere medir:

Bascula. Un elemento básico del hogar

Si hay dos zonas de nuestra casa donde una báscula resulta indispensable, estas son la cocina y el baño.

Obviamente, como hemos dicho anteriormente, no se podría utilizar una misma báscula para medir nuestro peso y el de los alimentos que vayamos a preparar, en este segundo caso las medidas son mucho más inferiores, pudiendo llegar por lo general hasta los cinco kilos.

En el mercado existen muchas marcas y tipos de básculas para estas dos opciones. En el caso de las de cocina, utilizadas más frecuentemente en repostería, suelen incluir en la placa de peso una especie de recipiente para que se pese el ingrediente sin necesidad de colocarlo en un vaso o bol.

Las de cocina suelen ser más baratas ya que su uso se ha normalizado de manera gradual con el paso del tiempo.

En el caso de las básculas de baño tienen que ser planas, donde una persona se sube y se mantiene erguida para poder medir su peso. Suelen ir desde los 0 a los doscientos kilos, indicando los números de diez en diez e incluso de cinco en cinco. Estas suelen ser de un diseño más cuidado, pudiendo haberlas en acabado metálico e incluso vidriado.

La báscula que puede convertirse en nuestra honesta compañera

Más reciente a nuestros días se viene incorporando al mercado la báscula de bioimpedancia.

Este tipo de aparatos, además de mostrarnos nuestro peso, permiten darnos a conocer el índice de masa corporal o la resistencia de la grasa de nuestro cuerpo y nuestros músculos.

Se trata de básculas que envían impulsos eléctricos y miden la resistencia de nuestro cuerpo ante estos. Su principal efecto es medir el nivel de conductividad del proceso anterior dependiendo de la cantidad de agua, músculo o grasa del cuerpo.

Existe mucha detracción en cuanto al uso de este tipo de básculas, pero está completamente demostrado que no son peligrosas ya que la corriente que hace pasar a nuestro cuerpo es muy pequeña.

Lo que no se recomienda es el uso a mujeres embarazadas o personas con problemas de corazón.

Además, una de las ventajas que encontramos ante este tipo de productos es que ofrece un amplio abanico de posibilidades para todos los bolsillos, las hay muy baratas para deportistas amateur y muy caras, utilizadas generalmente por equipos profesionales de nutrición, aunque se antepone la idea de que los productos más caros no tienen por qué ser necesariamente más efectivos.

La antítesis de la báscula convencional

Una de las novedades incorporadas al mercado son las básculas inteligentes.

Se trata generalmente de aparatos de diseño sencillo tecnológico que nos ayudan a conocer nuestro peso, nuestra grasa corporal, el índice de masa corporal… E incluso guardar un historial temporal para seguir la evolución de nuestro cuerpo.

Por lo general van conectadas inalámbricamente a nuestro dispositivo móvil, donde se nos envían todos los datos al subir a la báscula. Además, permite su utilización a cualquier miembro de la familia ya que diferencia entre ellos dependiendo del peso y el historial almacenado.

La revolución Xiaomi

Esta empresa tecnológica sacó al mercado una de las básculas más revolucionarias, la Xiaomi Mi Body Composition Scale 2. Un aparato inteligente que permite al usuario conocer su cuerpo al detalle. Se utiliza a través de la aplicación móvil Mi Fit.

Tiene un diseño sencillo y moderno. Es una báscula de exposición que nos permitirá conocer nuestro peso, nuestro IMC, nuestra masa y grasa corporal, nuestra masa ósea… Siendo capaz de almacenar más de una decena de perfiles diferentes, lo que viene siendo de gran utilidad para un núcleo familiar completo sin necesidad de hacer un desembolso económico excesivo.

Para los que buscan la exactitud

Aquí se recomiendan las llamadas básculas de precisión. De tamaño variado, pueden ser de mesa e incluso de bolsillo, estos aparatos permiten medir unidades de peso muy pequeñas.

Al ser aparatos de precisión, hay muchos rangos de medida diferentes que pueden desde los 1000 a 0,01 gramos e incluso podemos encontrar otras más avanzadas que miden desde los 50 a 0,001 gramos.

Suelen componerse de una plancha metálica donde se colocar el cuerpo o elemento que se quiera pesar acompañada de una pantalla LED para indicar los parámetros.

Este tipo de básculas se utilizan en cocina, farmacéutica y joyería principalmente. Dependiendo del tipo de uso y el tamaño de rango de medida de peso que interese al cliente podrá elegir ante una gran variada oferta de productos con buena relación calidad-precio.

¿Cómo controlar el peso de los más pequeños?

Cuando llega un bebé a la familia hay que realizar muchos controles de peso y por muchos motivos esto puede resultar algo cansado a la hora de visitar al pediatra constantemente.

Un producto indispensable que se podría tener en casa es una báscula indicada especialmente para el peso de los bebés. De diseño y utilización sencillos basta con incorporar al bebé encima de la plataforma para que el aparato cumpla con su función.

Sí es cierto que estas básculas suelen ser grandes de tamaño, ya que se adaptan en un peso general que va desde 1 gramo a 10 kilos, e incluso algunas pueden llegar a medir el peso hasta los 20 kilos.

Este tipo de productos se podría utilizar para el peso de animales pequeños, como perros o gatos domésticos.

Una de las ventajas que incorporan las más avanzadas producciones de estos aparatos son la función Hold, que tiene en cuenta los movimientos y variaciones de peso que tiene el bebé a la hora de colocarlo en la báscula.

Otra de las ventajas es la función Breast Milk Intage, que permite medir la cantidad de leche que toma el bebé en la sesión de amamantado, comparando el peso anterior a la ingesta.

La incorporación de las pantallas

Toda la vida ha existido el concepto de báscula, aunque no se haya denominado así. Con el avance del tiempo y la tecnología este aparto se ha ido modernizando y adaptando a las necesidades sociales y nuevos recurso.

Aunque esto sigue aumentando hay quien aún conserva y sigue utilizando las básculas analógicas, que no necesitan pilas ni corriente para funcionar y son más fáciles de arreglar en caso de avería.

Ante esto, las empresas de comercio de básculas trabajan en el perfeccionamiento de estos aparatos y cada día se diseñan más básculas digitales que, aparte de incorporar la pantalla, tiene acceso a muchas más funciones que un peso normal.

Estas además tienen un gran valor de precisión con respecto a las “antiguas”, además de que ofrece más prestaciones que una analógica. Estas son muy utilizadas en baños día a día, ya que antes de la ducha o después es tentador subirse a una para saber qué hemos mejorado y qué no.

Hacer recetas es más fácil. Bácula de cocina.

Aunque hay algunos puristas que siguen utilizando la báscula analógica en su cocina, la báscula digital se está abriendo camino a pasos agigantados.

Es esto debido a la cantidad de ventajas que presenta en cuanto a las anteriores, resultando un factor de facilidad y comodidad a la hora de ponerse a cocinar.

La mayoría suelen ser de diseño sencillo y moderno. Especialmente hechas para que ocupen poco espacio e incluso se puedan llevar de viaje. Las más eficaces incorporan una función Tara que calcula el peso de los ingredientes a utilizar y resta automáticamente el peso del recipiente que se coloque para su pesado.

Otra ventaja es que son, digamos, “universales”. Funcionan y hacen el cambio a cualquier unidad de medida si se desea.

La única desventaja frente a las analógicas es que necesitan batería o pilas para funcionar, suponiendo un gasto superior de manera temporal y un impacto medioambiental superior.

Solamente para cocina

Como hemos dicho a lo largo del texto, la elección de la báscula ideal depende del uso al que se vaya a someter. En los comercios de alimentos, supermercados y restauración este aparato puede considerarse fundamental.

En el caso de utilizarlas para la medición de pesos de alimentos habría que destacar al material del aparato.

Una báscula de con recipiente de vidrio o acero inoxidable nos va a ser más duradera que una con recipiente de plástico. Además, los dos primeros materiales soportan mucho mejor el peso al que se van a exponer, aunque por norma general suelen oscilar hasta los 3 o 5 kg como máximo.

En el caso de supermercados, fruterías, pescaderías utilizan una unidad de peso mayor ya que no pueden limitar la cantidad e impedir que un posible cliente compre menos producto.

En estos casos conviene utilizar un aparato con una buena precisión y que incluya la función Tara para facilitar los procesos de medición.

Como toda la vida

En el caso de los baños también se ha utilizado mucho la báscula analógica. Estas, aunque no midan valores más allá del peso y la grasa corporal, son de gran utilidad para conseguir un valor rápido. Basta con subirse a la plataforma base de la báscula y observar el número. En este caso, este tipo de aparatos suelen tener un diseño más clásico, pero no anticuado, para los amantes de lo retro y la ambientación determinada.

En la mayoría de estos productos se llega hasta los 180-200 kilos, por lo que viene bien para diversos tipos de cuerpo, como por ejemplo puede haber en un núcleo familiar o gimnasio.

Estas no hacen uso de pilas e incorporan una base de material antideslizante para cuando salgamos de la ducha. Como posible desventaja a nombrar, podría ser que dependiendo del paso del tiempo y el posible mal uso que se le pueda dar a la báscula, esta puede desviarse y mostrar cambios cada vez más notables con los años ya que podría desequilibrarse.

Apple también se apunta. Báscula Apple

La famosa empresa de la manzana también tiene a la venta una báscula que ofrece múltiples posibilidades en un solo aparato, aunque su precio no sea el más competente del mercado.

Hay que apuntar que esta solo se destina a clientes Apple, ya que la báscula digital se vincula a un iPhone mediante la aplicación Salud.

Eso sí, podemos utilizarla para conseguir todos los parámetros de una báscula bioimpedancia, midiendo además la frecuencia cardíaca y el peso de nuestro bebé con el modo Baby, para un ajuste más preciso en movimiento. Se trata de un aparato de tan solo 1,9 centímetros de grosor de diseño moderno realizada en aluminio y cristal templado.